Algarrobo.-

Datos de interés
Superficie: 9,70 Km²
Número de habitantes: 5.000 aproximadamente.
Gentilicio: Algarrobeños
Monumentos: Ermita de San Sebastián, Iglesia Parroquial de Santa Ana, restos arqueológicos de Trayamar y Torres Viglas.
Situación geográfica: Pertenece a la comarca de Vélez-Málaga, a 32 Kms. de Málaga y 5.5 de Sayalonga.
Información turística: Ayuntamiento, C/ Antonio Ruíz Rivas, 2. 29750 .
Tlf: 952 552 430 Fax: 952 552 42

Para llegar a Algarrobo el camino más directo es a través de la Autovía del Mediterráneo, dirección Motril, y seguir las indicaciones correspondientes, también existe una línea de autobuses que nos acerca hasta el mismo municipio. Aunque es una localidad costera, el núcleo urbano se encuentra en el interior, a tres kilómetros de la playa, en donde se asienta Algarrobo-Costa. El pueblo se sitúa en la ladera del cerro que escala hasta llegar a la ermita de San Sebastián, por la que sólo se accede a través de una calle. A ambos lados de los pasajes se levantan casas encaladas de una planta. Paseando por las sinuosas y empinadas calles de Algarrobo nos llama la atención la ubicación de hornacinas en algunas fachadas para venerar a los santos. Una tradición antigua que aún se conserva en este municipio.
El río Algarrobo atraviesa esta localidad que se extiende por los montes axárquicos situados al este del valle del río Vélez y llega al mar por la estrecha franja costera que va desde Mezquitilla a la Caleta de Vélez. Precisamente, es en el Morro de Mezquitilla donde se han encontrado las primeras evidencias de asentamientos urbanos en el término, que datan de la Edad del Bronce. Pero los yacimientos arqueológicos más interesantes se encuentran ubicados en la Necrópolis de Trayamar, compuesta por un conjunto de tumbas que se extiende desde la finca Trayamar hasta un cerro cercano. Más tarde llegaron los árabes, concretamente los miembros de la tribu bereber Beni Tumi, quienes dieron nombre a la sierra de Bentomiz, además de impulsar la economía y valor de la zona con la producción de pasas, higos, almendras y la confección de la seda. Hacia finales del siglo XV, la villa de Algarrobo pasa a manos de Doña Catalina de Ribera, quien se tiene que enfrentar a la rebelión de los moriscos que se salda con la expulsión de éstos y el repoblamiento de familias cristianas
FIESTAS
En la segunda quincena de agosto tienen lugar las Fiestas Populares, de tres días de duración, coincidiendo el último día en domingo. El programa de actividades de esta celebración es muy completo, desde carreras de cintas, concursos deportivos, hasta fiestas infantiles y cucañas. También hay actuaciones de coros y danzas de la villa de Algarrobo, así como de los pueblos vecinos. A principios de año, el 20 de enero, la localidad se viste de gala para celebrar la onomástica de su patrón San Sebastián. La imagen del santo es trasladada desde su ermita, en la parte alta del pueblo, hasta la iglesia parroquial. En el capítulo de folclore y tradiciones de Algarrobo cabe destacar los verdiales de su mismo nombre. Se destacan de los demás por su composición, cuatro mudanzas con tonos diferenciados, y se representan en rueda con parejas, hombres y mujeres jóvenes en su mayoría. El origen de este baile autóctono está en la zona del barranco del río Huit, que los lugareños conocen como "Güi". Hasta hace poco esta danza servía para que los mocitos pretendieran a las jóvenes del lugar. En la actualidad, se bailan en fiestas cortijeras y después de la faena del pisado de la uva en los lagares familiares. Los instrumentos utilizados como acompañamiento son la guitarra, las castañuelas de verdial, almirez y percusión de botella de anís.
GASTRONOMÍA
De Algarrobo son famosas sus tortas, roscos de aceite de clara herencia árabe, así como los frutos secos: higos, pasas y almendras. Si hablamos de platos más elaborados, cabe destacar el choto al ajillo, el potaje algarrobeño, el potaje de hinojos y el ajoblanco en el pueblo. Y en la costa los "espetitos de sardinas" y moraga de pescado. Toda esta comida va muy bien acompañada con vino dulce de la tierra, de producción artesanal.