Alora.-

Datos de interés
Superficie: 103 Km²
Número de habitantes: 13.262
Gentilicio: Aloreños o Perotes
Monumentos: Castillo, Iglesia de la Encarnación, Convento de Flores, Capilla Veracruz.
Situación geográfica: Ubicada en el Valle del Guadalhorce a 40 kilómetros de Málaga y 78 kilómetros de Ronda.
Información turística: Ayuntamiento, Plaza Fuente Arriba, 15. 29500.
Tlf: 952 496 100 Fax: 952 497 000
En Internet: www.ayto-alora.org
Álora está inmersa en el Valle del Guadalhorce. Llama la atención la disposición del casco urbano sobre una empinada colina que sirve de base al viejo castillo moro. Su ubicación privilegiada le ha valido el nombre de el Valle del Sol. Entre los parajes naturales que la rodean cabe destacar el embalse de El Chorro y el Desfiladero de los Gaitanes, garganta rocosa por la que discurre el Caminito del Rey, un pasillo excavado en la roca que despierta la admiración de todos los visitantes.
El origen del nombre es latino, según unos investigadores, se encontró una piedra en la iglesia parroquial con la inscripción "municipium iluritanun", fechada en el año 79 antes de Cristo, o lo que es lo mismo, municipio de Iluro, de donde derivó la denominación actual.
El recorrido por las calles de Álora lo podemos comenzar en la calle principal, que tiene dos nombres, Cervantes y Veracruz. Tras cruzar un pequeño parque nos encontraremos en el centro de la villa, la plaza Fuente Arriba. Ésta debe su nombre a que se encuentra en la parte alta del pueblo, al igual que el Ayuntamiento. A partir de aquí comienza la parte antigua. Podemos seguir por la calle de Parra, a cuyos lados se levantan las casas antiguas del pueblo, bien conservadas. Un poco más arriba se halla el monumento a la faenera, nombre que recibían las mujeres dedicadas a empaquetar los limones y naranjas. A partir de aquí, una cuesta abajo nos lleva a la Iglesia de la Encarnación, la tercera más grande de la provincia.
El término municipal de Álora ha estado poblado desde la prehistoria, según atestiguan las hachas neolíticas halladas en la Cueva de Doña Trinidad, ubicada en el paraje conocido como el Hoyo del Conde, a un kilómetro de la villa o en el Sabinal.
Más tarde los fenicios levantaron el castillo que los romanos reforzaron. El municipio se incorpora a la Corona de Castilla en el año 1484, cuando es conquistada por los Reyes Católicos. La rebelión de los moriscos durante el reinado de Felipe II se saldó con la venta como prisioneros de muchos de los rebeldes. Finalmente en el siglo XVII, Álora se independiza del municipio de Málaga
FIESTAS
El 8 de septiembre tiene lugar en Álora la festividad de la Virgen de las Flores. En el mes de junio se celebran las fiestas en honor de San Paulino y en el mes de julio el Festival de Cante Flamenco. Pero uno de los actos más esperados de este municipio es la "Despedía" del Viernes Santo. Cientos de visitantes acuden para ver cómo los tronos de la Virgen y el Cristo son trasladados en una carrera cuesta arriba hasta el Castillo.
GASTRONOMÍA
Álora tiene una excelente cocina tradicional basada en los productos de su vega. Entre los platos más típicos cabe destacar las sopas perotas, alimento muy usual entre las cuadrillas de trabajadores del campo; se suelen comer acompañadas de frutas del tiempo como uvas, chumbos, y naranjas, así como de pepinos, aceitunas, o cebolla cruda. Los días de lluvia se estilan las migas y las gachas. En verano el pimentón, exquisita variedad del gazpacho, salmorejo y pipirranas, tortilla de espárragos verdes. Y en cuanto a los productos chacineros tenemos el lomo en manteca con pan casero y otros embutidos derivados del cerdo. Entre la repostería, tenemos mermeladas caseras, empanadillas de polvo de batata, roscos de puerta horno y una horchata única: el helado de avellana. Pero para empezar el día no hay nada mejor como una manzanilla del Hacho con un chorreón de limón.
NATURALEZA
El término municipal de Álora se extiende por un amplio territorio en el que se localizan las grandes formaciones del relieve malagueño. Por el norte del Arco Calizo Central (la Cordillera Antequerana) ofrece paisajes espectaculares en la Sierra de Huma, de 1.191 metros de altura, y en el Desfiladero de los Gaitanes, (compartido con el municipio vecino de Ardales). Por el oeste de la Sierra de Aguas (949 metros) se prolonga este paisaje hasta el complejo montañoso de la Serranía de Ronda, aportando un paisaje de pinares que se extiende desde el río Guadalhorce hasta la carretera que une Álora con Carratraca.
Al este del Guadalhorce, el paisaje es de formas suaves con pequeñas colinas ocupadas por cereal, algunos olivos y restos del viejo encinar. Este es el paisaje del corredor natural que cruza la provincia desde Periana hasta Álora, separando la Cordillera Antequerana de los Montes de Málaga. Estos últimos, sobresalen en Álora por la mitad occidental del término con su característico paisaje laberíntico de lomas, cubiertas en su mayor parte por olivares, almendros y matorral. Una de las estampas más típicas de Álora y de los municipios colindantes del Valle del Guadalhorce son los paisajes recoletos de gran belleza a base de huertas de frutas, hortalizas y naranjos, que cubren de verde el fondo del valle salpicado con numerosos y típicos cortijos y casas de labor.