Cañete la real.-

Datos de interés
Superficie: 164,60 Km²
Número de habitantes: 2.254
Gentilicio: Cañeteros
Monumentos: Parroquia de San Sebastián, Convento de San Francisco, Castillo, Monasterio del Santísimo sacramento de las Monjas Carmelitas.
Situación geográfica: Comarca del Guadalteba. Fronteriza entre Serranía de Ronda y la Vega de Antequera, a 100 kilómetros de Málaga aproximadamente.
Información turística: Ayuntamiento 952 183 001.
Escuela Taller. C/Rafael Alberti,13. 29340. Cañete la Real.
Teléfono/fax: 952 184 304

Cañete la Real es un municipio fronterizo entre la Serranía de Ronda y la comarca de Antequera, y se eleva 742 metros sobre el nivel del mar. El principal río del municipio es el Guadalteba, que atraviesa Cañete para seguir su curso regando los municipios colindantes y abastecer al embalse del mismo nombre. El paisaje que ofrece Cañete la Real es de bastante belleza. Las laderas de las montañas que lo rodean a menudo están cubiertas de bosquetes de encinas y pinares de monte bajo que trepan entre roquedales calizos. Entre matorrales de romero y tomillo podemos ver agazapados zorros y gatos monteses, exponentes más interesantes de la fauna de los parajes de Cañete la Real.
El origen del nombre se remonta a la denominación árabe Hins Cannit o Qanit, que significa Castillo de Canit o, según el autor que se consulte, el término Cannit hace referencia a los caños que aún existen en los alrededores del casco urbano. El nombre actual deriva de ese término, al que se le sumó el calificativo de Real, tras una orden de Alfonso XI. Los restos más antiguos de asentamientos humanos en el término de Cañete se remontan al Neolítico. Los íberos establecieron su base en un cerro cercano al término municipal que denominaron Sabora. Posteriormente, con los romanos, se traslada el núcleo urbano al llano. El emperador Vespasiano otorgó a los pobladores el título de municipio y en su honor se levantaron estatuas y troquelaron monedas en Roma. Los pobladores agradecidos denominarían el término Flavia Sábora, que cambiaría con los árabes a Qanit.
Durante el siglo XIV, Cañete estuvo en manos árabes y cristianas en varias ocasiones, hasta la conquista definitiva por parte de los cristianos en 1407, que fue incorporada a la Corona de Castilla. Tanta escaramuza durante casi un siglo, tuvo como consecuencia el destrozo casi por completo de la fortaleza, que en la actualidad es objeto de un amplio y minucioso programa de restauración

FIESTAS
En el mes de septiembre tienen lugar las fiestas de la Virgen de Cañosantos en Cañete la Real. La Banda de Música da el pistoletazo de salida a las actividades lúdico-festivas, que a ritmo de pasodoble anuncia el comienzo de las fiestas por las calles de Cañete. Durante tres días, todos los vecinos y visitantes de la localidad disfrutarán de degustaciones gratuitas, campeonatos deportivos y actuaciones que tendrán lugar en la caseta instalada por la Hermandad de la Virgen. Uno de los actos más esperados es el de la Ofrenda Floral, el sábado por la noche, cuando se reúnen la mayoría de los cañeteros, para, después de la ofrenda, cantar la Salve.
La ofrenda y la procesión del domingo, que cierra las fiestas, son los dos momentos más emotivos de las fiestas. El desfile del domingo se desarrolla por las principales calles de Cañete, pero hay un punto muy especial, y es cuando la procesión se para frente a las ventanas del convento de clausura de las Carmelitas y le dirigen la mirada de la Virgen para que las monjas puedan saludarla. Esta es una fiesta muy popular de la que disfrutan los cañeteros y vecinos de localidades adyacentes, a lo que hay que sumar aquellos naturales de Cañete, emigrantes, que vuelven cada año a su tierra, desde Barcelona exclusivamente, para venerar a su Virgen.
GASTRONOMÍA Y ARTESANIA
Uno de los platos típicos de Cañete es la porra y los productos derivados del cerdo, a lo que hay que añadir los exquisitos dulces y magdalenas elaborados por las monjas de clausura. En cuanto a la artesanía, hay que destacar la labor de un taller especializado en la decoración de azulejos en muy variadas técnicas y la labor del Taller Escuela que está restaurando el Castillo. Existe también una asociación de mujeres dedicadas a la elaboración de flores secas bajo el nombre de "Jacaranda", cuya sede se encuentra en la Casa de la Cultura del Ayuntamiento.