Cartajima.-

Datos de interés
Superficie: 21,80 Km²
Número de habitantes: 254
Gentilicio: Cartajimeños
Monumentos: Castillo Medieval, Termas y necrópolis romana en el Cortijo del Ratón y los poblados medievales de Cartamón y Casapalma.
Situación geográfica: Ubicado en el Alto Genal, dista 18 kilómetros de Ronda y 140 de Málaga. Se eleva 846 metros sobre el nivel del mar.
Información turística: Ayuntamiento, C/Iglesia, 21. 29452.
Tlf: 952 180 751 Fax: 952 180 790.

Cartajima está ubicada en plena serranía rondeña. Su término municipal de extiende entre la sierra del Oreganal, al norte, y los bosques de castaños, encinas y alcornoques, al sur.
Desde los accesos al pueblo y desde el propio núcleo urbano, dada su altitud, se domina un paisaje serrano lleno de contrastes y de singular belleza.
El casco urbano de esta ciudad se ubica, como una atalaya, en una colina a más de 800 metros sobre el nivel del mar. Lo conforman casas bajas, de fachadas encaladas ubicadas a ambos lados de sinuosas y empinadas calles. Guarda una fisonomía propia de la zona del Valle del Genal.
Respecto al origen histórico del pueblo no existe información histórica precisa que respalde las teorías que se barajan al respecto, pero existen testimonios que evidencian hallazgos que corresponden a la época helénica. A este periodo corresponden los sepulcros encontrados cuando se realizan los cimientos de una construcción en Las Peñuelas. En estos sepulcros aparecieron restos humanos y algunas monedas, según queda recogido en una crónica del lugar. Excepto esta descripción y alguna leyenda, no hay ningún dato más sobre la historia de Cartajima, aunque podemos relacionar su historia con la del resto de pueblos vecinos y suponer que en esta localidad, la presencia árabe fue importante. De lo que sí encontramos constancia es sobre los acontecimientos históricos derivados de la conquista por los cristianos y posterior expulsión de los moriscos.
La localidad se distinguió durante la Guerra de la Independencia por la lucha que mantuvo contra las tropas napoleónicas y en esta época sobresalió el guerrillero Andrés García, quien perpetró el atentado contra el gobernador de Ronda. Fernando VII le concedió el nombre de villa en 1814, y a lo largo del siglo pasado el pueblo vivió un fuerte desarrollo económico merced al cultivo de la vid y a la explotación de los yacimientos de hierro existentes en el municipio, lo que propició la creación de una fábrica de cañones y que la población llegase a conocerse como el "Cádiz chico".

FIESTAS
Las celebraciones en honor a la patrona, la Virgen del Rosario, tienen lugar a mediados de agosto, y se prolongan durante tres días, durante los que se celebran distintos actos y verbenas populares todas las noches. En el mes de octubre se celebra el día de la patrona, la Virgen del Rosario, con procesión y verbena por la noche. El día primero del mes de noviembre, el Día de todos los Santos, los vecinos se reunen en las calles del pueblo y se elabora un tostón. La Romería en la "haza Romero" en honor al "Niño Jesús", se celebra los primeros días de mayo. Durante la Semana Santa de Cartajima, tiene especial significación popular el Sábado Santo y el Domingo de Resurrección. El Sábado Santo los niños y adultos se desplazan al campo a recoger ramas de pino y "zapatitos", que se se utilizan para adornar la calle en la que se construirá un "nicho" para el Niño Jesús. El Domingo de Resurrección comienza con el repique de campanas a las siete de la mañana, el Niño Jesús sale de la iglesia y es llevado a la calle adornada con ramas y lo meten en el nicho. Allí se queda hasta que a las doce del mediodía, tras repique de campanas, salga la Virgen del Rosario de la iglesia y la lleven hasta la calle en donde está el nicho que alberga a su "Hijo". Al "Hijo", lo sacan del nicho y se lo llevan a su madre, que lo está esperando en la misma calle. Este es el momento de mayor emoción, porque "madre" e "hijo" se unen y realizan la "cortesía".
GASTRONOMÍA
En cuanto a la gastronomía de Cartajima cabe destacar "la olla", las sopas refritas, sopas de pan con espárragos, conejo guisado, setas fritas y el gazpacho, todos estos platos pueden tomarse acompañados con el vino típico de esta zona, el Mosto. Entre los postres, no podemos olvidar la "cocina de castañas", elaborada con castañas, canela, anís, café y azúcar y los "roscos de horno", cuyos ingredientes principales son harina, aceite de oliva, azúcar, levadura, bicarbonato, aguardiente y anís. Cartajima cuenta con una amplia oferta de alojamientos rurales que permiten visitar este enclave en cualquier época del año y disfrutar de una inmejorable estancia.