Cuevas del becerro.-

Datos de interés
Superficie: 16 Km²
Número de habitantes: 1.989
Gentilicio: Cueveños
Monumentos: Castillo Medieval (actualmente en ruinas), Cueva del Moro y fuente del Nacimiento.
Situación geográfica: Comarca del Guadalteba. Ubicado en la Sierra de Espartosa a 20 kilómetros de Ronda y 105 de Málaga. Se encuentra a 733 metros sobre el nivel del mar.
Información turística: Ayuntamiento, C/Real, 41. 29470.
Tlf: 952 162 002 Fax: 952 162 001.

Cuevas del Becerro es uno de los municipios más pequeños de la provincia. Se halla sobre un espolón calizo muy estrecho entre la carretera y el arroyo de su nombre. Está considerado como la entrada norte de la Serranía de Ronda. Es un remanso de tranquilidad en mitad de la sierra. Goza de un clima suave a lo largo de todo el año, con una media de 20º C.
El núcleo urbano presenta las características de los pueblos serranos. Las casas son de una o dos plantas y muchas de ellas tienen un corral trastero que sirve de cuadra. El origen del nombre de Cuevas del Becerro no está aún muy claro y existen varias teorías sobre el mismo. Una de ellas afirma que en los alrededores del término había muchas cuevas y que en el interior de una de ellas se encontró una figura de oro con forma de Becerro. Otra leyenda señala que el origen del nombre estuvo en la pérdida de un becerro que quedó atrapado en una cueva donde fue descubierto gracias a sus mugidos. Lo que sí está claro es el pasado romano del pueblo. Prueba de ello son los vestigios de los hornos del Alfar romano. Aunque también se han encontrado restos del Neolítico en lugares como las laderas occidental y norte del Cerro del Castillón, en las proximidades de la Fuente del Zorro y en el borde nororiental del Cerro de las Palomas.
La economía de Cuevas se basa principalmente en la agricultura, básicamente del trigo, el olivo, la cebada, garbanzos y girasoles, entre otros. También destacan los productos de la huerta como las patatas, judías, lechugas y pimientos. En definitiva, Cuevas es un lugar ideal para retirarse durante varios días de los ritmos cardiacos de la ciudad. Aquí el tiempo se ha parado y sólo queda disfrutar de la amabilidad de sus vecinos y de la belleza del paisaje, especialmente de El Castillejo, cuajado de floridos almendros.

FIESTAS
Las fiestas en honor del patrón de la localidad, San Antonio Abad, se celebran el día 17 de enero, y los días 3, 4 y 5 de septiembre. El día de las candelarias tiene lugar en febrero. La noche del segundo día de este mes se prenden grandes fogatas en las calles en recuerdo de los tradicionales fuegos que se encendían cuando los jornaleros marchaban al campo. Cuevas del Becerro es un pueblo que celebra con mucha participación los Carnavales. Se organizan concursos en los que participan casi todos los vecinos de la localidad. Una de las fiestas más tradicionales es la del Día de la Vieja. A mitad de la Cuaresma tiene lugar esta fiesta en la que los vecinos tienen la costumbre de salir a comer al campo, apedreando un muñeco gigantesco.
La Romería de San Isidro tiene lugar a mediados de mayo, se organizan comidas en el campo, bailes y concursos de carrozas. El Emigrante también tiene su fiesta a finales del mes de julio. Por último, en el mes de noviembre, el Día de todos los Santos los vecinos tienen la costumbre de salir al campo a tostar las castañas.
GASTRONOMÍA
Entre los ingredientes de la cocina de Cuevas del Becerro, destacan los productos derivados del cerdo. Otro de los platos muy sustanciosos es el guisado de garbanzos. En general, la gastronomía de Cuevas es muy similar a la de los pueblos vecinos de la serranía, predominando los platos fuertes propios de la gente de campo.
FLORA Y FAUNA
Parte del término se adentra en las Navetas, Sierra de Carrasco, donde la cubierta vegetal está dominada por la presencia de encinares, aunque son importantes las zonas adehesadas y ocupadas por cultivos de secano. De la fauna, cabe destacar la presencia de águilas culebreras, águilas calzadas, el ratonero común, el halcón peregrino el búho real y el cernícalo. De los mamíferos, el gato montés, el meloncillo y el corzo.