Estepona.-

Datos de interés
Superficie: 136 Km²
Número de habitantes: 45.000 aproximadamente
Gentilicio: Esteponeros
Monumentos: Iglesia Ntra. Sra. de los Remedios, la Torre del Reloj, Murallas del Castillo, conjunto de torres vigía
Situación geográfica: Ubicada en la Costa Occidental al nivel del mar. Dista 81 kilómetros de Málaga capital.  
Información turística: Ayuntamiento, Plaza Blas Infante, 1. 29680.
Tlf: 952 80 11 00 Fax: 952 793 977
Oficina de Turismo: Avda. San Lorenzo, 1. 29880. Telf. 952 802 002
En Internet: http://www.infoestepona.com
Estepona es uno de los municipios más occidentales de la Costa del Sol, está ubicada entre Marbella y Manilva, a los pies de la Sierra Bermeja, formación montañosa que la protege de los vientos frios y favorece un microclima suave a lo largo de todo el año.
El casco antiguo del núcleo urbano conserva la arquitectura típica de un pueblo andaluz, salpicado de balcones repletos de flores que destacan sobre el blanco de las casas. El municipio se ha convertido en un municipio turístico de primer orden gracias a sus magníficas playas y por la cantidad de instalaciones y servicios de calidad que ofrece a los visitantes. Entre ellos cabe destacar la Escuela de Arte Ecuestre de la Costa del Sol, el parque de aventura Selwo y los campos de golf instalados en su término municipal, así como la posibilidad de practicar actividades de montaña desde senderismo hasta parapente.
En la historia de Estepona se mezclan fenicios, romanos y árabes. La época de su fundación podría ser fechada durante la colonización fenicia y con mucho fundamento en la época romana. El asentamiento más importante de esta época es el de la zona del río Guadalmansa, donde se encuentran restos de unas termas que podrían pertenecer a la ciudad romana de Salduba. A principios del siglo VIII se produce la conquista de los musulmanes. Se construye la fortaleza denominada "Munt Nis" o Castillo del Nicio, y posteriormente, en tiempos del califa Abderramán II, se levanta otra fortaleza denominada Estebunna.
Sucumbió a la denominación árabe en el 1456 en correría ordenada por el rey Enrique IV de Castilla. Es a partir de ese momento cuando empieza la conocida historia de Estepona, siendo el mismo rey quien ordena la reconstrucción del castillo. Transcurrió el tiempo sometida a la jurisdicción de Marbella cuando era gobernadora de estos reinos doña Juana «La Loca», por ausencia de los Reyes Católicos. Entonces tenía algo más de 600 vecinos. Estepona obtuvo del rey Felipe V su total y absoluta independencia según consta textualmente en la Carta de Villazgo firmada por el propio rey en Sevilla el 21 de abril de 1729 que se conserva en los archivos municipales. A partir de entonces comenzó su pleno desarrollo utilizando sus propios recursos naturales, el mar y el campo.
FIESTAS
El día 15 de mayo es la festividad local de San Isidro Labrador, patrón del municipio. Es la fiesta de la Estepona campera y normalmente culmina con la jornada de la festividad del patrón con su procesión. La Feria y Fiestas Mayores del pueblo se celebran en la primera semana de julio en el recinto ferial y la feria de día en las calles del centro. La localidad tiene otra patrona, la Virgen del Carmen, por lo que los días cercanos al 16 de julio, onomástica del Carmen, se celebra la fiesta del mar que culmina con la procesión de la imagen y su embarque.
GASTRONOMÍA
La cocina esteponera se enmarca dentro de la tradiconal oferta gastronómica andaluza con una clara preferencia hacia los productos frescos del mar. Una vez más, el otro agente natural, el campo (en donde los cítricos y los cultivos tropicales con sus principales factores), también influye en la gastronomía. Así, nos encontramos platos como la sopa campera y el espeto de sardinas o las sardinas a la teja. Como pueblo marinero también podemos degustar una gran variedad de pescadito en cualquier restaurante o chiringuito.
SIERRA BERMEJA
Aunque Estepona extiende su término municipal a nivel del mar, la mayoría de su territorio está dentro del conjunto de Sierra Bermeja y las estribaciones que descienden de ella, de las que hay que destacar el Pico de los Reales (1.449 metros) de gran interés ecológico.
En este paraje destaca el Paseo de los Pinsapos, un bello entorno natural donde se puede contemplar ese árbol de la especie de los abetos, rodeado de un área de descanso impresionante para disfrutar de este paraje en cualquier época del año, siempre respetando el medio ambiente y sin alterar el ecosistema natural.