Fuengirola.-

Datos de interés
Superficie: 10,20 Km²
Número de habitantes: 45.000 aproximadamente
Gentilicio: Fuengiroleños
Monumentos: Iglesia parroquial, Castillo de Sohail, villa del Cortijo de Acevedo y villa de la Finca del Secretario.
Situación geográfica: Situada en la parte oriental de la Costa del Sol a 32 kilómetros de Málaga y 8 de Mijas. Ubicada al nivel del mar.  
Información turística: Ayuntamiento, Plaza del Ayuntamiento, 1. 29640.
Tlf: 952 589 300 Fax: 952 465 945
En Internet: www.fuengirola.org
Fuengirola es uno de los municipios más turísticos de la Costa del Sol oriental. Sus casi once kilómetros cuadrados se extienden por la costa entre los municipios de Benalmádena y Mijas. Los límites del término municipal son el arroyo del Jardín al nordeste y la desembocadura del río de su mismo nombre al suroeste. En el extremo norte el paisaje es alomado y allí donde no hay urbanizaciones está cubierto de monte bajo. La ubicación privilegiada en la Costa del Sol han transformado su fisonomía de pueblo de pescadores en un municipio turístico con una amplia oferta de ocio y restauración en calidad y cantidad. A esta oferta pertenece el Puerto Deportivo de Fuengirola, en el que ondean banderas de los cinco continentes, y por la noche se abren las puertas de los bares para acoger una de las marchas más saludables de la Costa del Sol.
El origen del topónimo de Fuengirola parece ser castellano. Su etimología no guarda relación alguna con la designación romana Suel o árabe Sohail, sino con la existencia de unas fuentes que abastecían de agua a los navegantes.
Los fenicios establecieron un asentamiento que los estudiosos sitúan en las cercanías de la colina sobre la que los romanos levantarían posteriormente el castillo, que llamaron Suel y que, al poco tiempo, se convierte en símbolo de la villa. Éste fue un enclave importante en la línea defensiva de la costa contra las incursiones piratas. Desde la carretera se aprecian sus restos sobre la colina que domina la desembocadura del río Fuengirola.
En el año 53 de nuestra era recibe el título de municipio, adquiriendo cierta importancia en la Bética. Prueba de ello, son los restos de las termas romanas de Torreblanca, restos de calzadas romanas, Cañada Real, y el hallazgo de piezas de mármol procedentes de las canteras de Mijas con las que se levantó un monumento en forma de templo en la plaza de Castilla de Los Boliches.
Antes que los árabes llegaron los visigodos, pero su paso por Fuengirola fue más que nada anecdótico. A partir del siglo VIII se consolida la presencia árabe en la zona confirmada por la necrópolis hallada junto a las termas de Torreblanca. De esta época deriva el nombre de Sohail, deformación fonética del Suel latino. Durante la dominación árabe fue destruida por un asalto de las hordas vikingas en el 858. La población se refugió en Mijas. No es hasta mediados del siglo X, cuando Abderramán III, el omeya cordobés, reconstruye la fortaleza y el núcleo urbano, obra que volvió a caer en las manos de los cristianos que tomaron la ciudad en 1487. Desde entonces se refuerza la defensa costera.
En el siglo XVIII el castillo fue reconstruido con el fin de evitar el fuerte contrabando que azotaba la zona. A partir del siglo XVIII, la población cobra importancia como centro de aprovisionamiento de los barcos que se dirigían al Estrecho de Gibraltar. Es entonces cuando toma el nombre definitivo de Fuengirola, derivado de "girona", embarcación genovesa dedicada al boliche, cuya presencia era muy frecuente en este puerto malagueño. El término "boliche" ha quedado en el anejo de Santa Fe de Los Boliches, hoy prácticamente unido al núcleo de Fuengirola
FIESTAS
Durante el mes de octubre Fuengirola celebra su fiesta grande, con la Feria en Honor a la Virgen del Rosario. Además de esta fiesta, otra de las citas festivas de Fuengirola son la Semana Santa, que supone una muestra religiosa y tradicional de gran arraigo en el municipio; la noche de San Juan, en el solsticio de verano y la Virgen del Carmen, patrona de los hombres de la mar. Durante el mes de agosto, la ciudad se convierte en foro de culturas y actividades lúdicas-festivas, como el reciente Festival Ciudad de Fuengirola, cuyo escenario privilegiado ha sido el Castillo.
GASTRONOMÍA
La oferta gastronómica de Fuengirola se corresponde con el cosmopolitismo de la ciudad. Su atractivo turístico ha llamado la atención a numerosos extranjeros que han acabado residiendo en la localidad y añadiendo sabores exóticos a los platos tradicionales. No obstante, su cocina popular tiene su base en el pescado, propio del litoral. La fritura y los espetos de sardinas, así como los pescados al horno o a la sal, especialidades que podemos probar en los chiringuitos y restaurantes instalados a lo largo de su paseo marítimo.