Genalguacil.-

Datos de interés
Superficie: 31,60 Km²
Número de habitantes : 600 aproximadamente
Gentilicio: Genalguacileños
Monumentos: Iglesia parroquial, Los Reales de Sierra Bermeja, Minas antiguas, Museo de los Encuentros de Arte del Valle del Genal.
Situación geográfica: Ubicada en el bajo Genal, en la Comarca de la Serranía a 158 kilómetros de Málaga y 45 de Ronda. Se eleva 517 metros sobre el nivel del mar.  
Información turística: Ayuntamiento, C/Real, 3. 29492.
Tlf: 952 152 003 Fax: 952 152 129
En Internet: www.genalguacil.org.
Genalguacil es un pequeño pueblo situado en el corazón del valle del Genal, un lugar privilegiado y de gran belleza; relativamente próximo al mar, pero en plena Serranía de Ronda. Su actual nombre se deriva de la denominación árabe "Genna-Ahuacir", que significa "Jardines del Ministro". La herencia morisca también se deja ver en el trazado de sus callejuelas, desordenado y con fuertes pendientes. Este pueblo se ha convertido en los últimos años en punto de encuentro de artistas. Cada dos años, durante el mes de agosto, acuden artistas nacionales e internacionales para trabajar en sus creaciones. Se pueden contemplar sus obras en los rincones y entre las plantas del casco urbano durante todo el año.
El turismo rural es otro de los grandes atractivos de este municipo que cuenta con una gran oferta de casas rurales y una amplia red de caminos y carriles para realizar senderismo y deportes de montaña en los parajes naturales como "Los Reales de Genalguacil" y los parajes vírgenes por donde discurren los ríos Almáchar y Genal.
El origen del nombre y las minas encontradas en su término hacen suponer que en estas tierras se instaló algún mandatario de esta época. Se sabe que aquí existieron minas de oro, plata y cobre, ya que aún quedan algunos vestigios en el lugar denominado Los Morteretes. Más tarde, según relata Don Diego Hurtado de Mendoza, cronista de las guerras de Granada, narra la expulsión de los moriscos, destacando que durante el levantamiento murió el noble don Alonso de Aguilar a manos del jefe morisco el Feri de Benestepar. Después de la expulsión se repobló la localidad con cristianos venidos de otras zonas y en los censos eclesiásticos de 1586 el núcleo de Genalguacil aparace como solariego del Duque de Arcos. Se sabe que esta población obtuvo cédula de villazgo, pero sin precisar el monarca y la época en la que fue condedida.
FIESTAS
Una de las celebraciones más tradicionales de Genalguacil es la Fiesta de la Castaña (tos-tón) que tiene lugar en el mes de noviembre. Durante los Encuentros de Arte del valle del Genal también se celebran actividades complementarias como teatro, música, verbenas y exposiciones paralelas. De carácter religioso son las celebraciones de Carnaval, el Huerto del Niño, el Domingo de Resurrección, las Fiestas Patronales de San Pedro Mártir de Verona (29 de abril) y las comparsas típicas de Navidad. En el mes de agosto tienen lugar las "24 horas deportivas", en las que par-ticipa todo el pueblo.
GASTRONOMÍA
Entre las especialidades culinarias de esta localidad encontramos los caldos, como las sopas de tomate y gazpacho caliente; así como los revueltos de ajetes y setas y el salmorejo de carne, a lo que hay que añadir las sabrosas chacinas. En el capítulo de la repostería cabe destacar la elaboración casera de dulces como las tortas, bizcochos, piñonate, mantecados y buñuelos, elaborados con productos de la tierra.
SENDERISMO
Las tierras de Genalguacil se extienden en la zona conocida como el Bajo Genal, en la comarca de la Serranía de Ronda.
Están situadas entre el río Genal y Sierra Bermeja y ofrecen un paisaje muy accidentado y de gran frondosidad. Desde las lomas de campos de olivar que bajan por el entorno del pueblo hasta el fondo del valle, en el límite con el municipio de Benarrabá, hasta los pinares mezclados con alcornoques y quejigos que ascienden por las gargantas umbrías de Sierra Bermeja.
En los alto de la sierra, se une la belleza del paisaje y el interés ecológico del bosque de pinsapos que ha merecido la declaración de la zona como Paraje Natural por la Junta de Andalucía. La fisonomía del municipio la completan los pequeños huertos que, aprovechando la abundancia de agua y los rellanos del río, producen en sus riberas limones, naranjas y hortalizas.