Humilladero.-

Datos de interés
Superficie: 34,20 Km²
Número de habitantes: 2.700
Gentilicio: Humilladerenses o Gatos
Monumentos: Cruz del Humilladero, iglesia parroquial, ermita del Apóstol Santiago, Cueva del Zapato, área recreativa de la Sierrecilla
Situación geográfica: Ubicado en la comarca de Antequera. Dista 78 kilómetros de Málaga. Se eleva 450 metros sobre el nivel del mar.  
Información turística: Ayuntamiento, Avda. del Emigrante, 1. 29531.
Tlf: 952 737 023 Fax: 952 737 292 .
Humilladero está situado dentro de la depresión de Antequera, capital de la comarca y presenta dos tipos de paisaje muy diferenciados. Una zona ondulada de escasas pendientes, donde se enclava el núcleo de población anejo de los Carvajales y una sierra que alcanza los 680 metros de altitud, cubierta de masa forestal de pinos y en la que existe una zona de recreo con bancos, mesas, cocinas y servicios, así como instalaciones recreativas para los más pequeños. La economía del lugar se basa en la agricultura, fundamentalmente de secano, destacando el olivar. Respecto al origen del pueblo, existen datos fiables que remontan los orígenes del municipio al año 1618, fecha que aparece como la de su fundación en la inscripción que sirve de base a la Cruz del Humilladero que se encuentra en la entrada de la localidad. Otros datos, sin embargo, admiten que la fundación se remonta al siglo XV. Existe una leyenda que cuenta que en el lugar donde aún se erige la cruz se detuvieron los Reyes Católicos para orar en su camino a la conquista de Granada. Sobre esta misma época datan algunos investigadores su origen al crearse alrededor de la finca "El Convento" las casas que albergaron a los primeros habitantes de Humilladero. Debe su nombre, y en ello parecen coincidir los historiadores que se han ocupado de la conquista de Antequera, al juramento del Infante don Fernando que se "humilló" ante la espada de San Fernando que portaba Per Afán de Ribera que venía al mando de las tropas que procedían de Sevilla y que se unieron al Infante en las cercanías de Antequera, justo en el lugar que hoy ocupa el núcleo urbano. Don Fernando, llamado más tarde "El de Antequera", se arrodilló y besó la espada jurando no guardarla hasta no haber conquistado Antequera. Tras él, los restantes caballeros, "humillados" de rodillas en tierra, hicieron el mismo juramento. Posteriormente, una cruz señaló el lugar en el que el Infante don Fernando recibiera la espada.
FIESTAS
El calendario festivo de Humilladero comienza con la celebración de los Carnavales, 40 días antes de la Semana Santa, en el que se celebran concursos de disfraces en diferentes locales y un tradicional pasacalles. Más tarde, el primero de Mayo Humilladero celebra la Fiesta del Trabajo. En esta ocasión se une el carácter reivindicativo del evento con la tradición ya que es costumbre subir a la Sierrecilla y pasar un día de campo. En el mes de junio tienen lugar la Feria y Fiestas de San Juan. Un mes después, en la primera quincena de agosto se celebra un homenaje a todos aquellos que tuvieron que marchar a trabajar lejos de su tierra. A la Fiesta del Emigrante, acuden todos aquellos vecinos que no tuvieron la oportunidad de disfrutar de las fiestas locales de junio. Durante estos días también se celebra la Semana Cultural y las calles del pueblo acogen un completo y variado programa con actuaciones de calidad. También en este mes se organizan las fiestas de la pedanía de los Carvajales, núcleo urbano que se encuentra en los alrededores de Humilladero.
Ya en el mes de octubre tiene lugar la Romería en honor a Nuestra Señora del Rosario, el sábado anterior al 7 de octubre. En la víspera a ese día se hace la ofrenda floral y al día siguiente, que se celebra la onomástica del Rosario, se organiza la procesión.
GASTRONOMÍA
En Humilladero, podemos de-gustar los productos de la tierra como el chorizo, la morcilla, o el salchichón, realizados al estilo tradicional. También cabe destacar como producto típico el aceite producido por las cooperativas existentes en el municipio. En cuanto a la repostería, en la localidad se elabora un buenísimo pan cateto, así como los pestiños y roscos.
Por otra parte, en Humilladero hay excelentes profesionales que trabajan la forja. Muestra de ello son los faroles o rejas que podemos contemplar en cualquiera de las fachadas del pueblo, así como objetos realizados con esparto y mimbre.