Igualeja.-

Datos de interés
Superficie: 43,8 Km²
Número de habitantes: 950 aproximadamente
Gentilicio: Igualejeños
Monumentos: Nacimiento del río Genal, Cueva de la Fuensanta, iglesia de Santa Rosa de Lima, ermita Divino Pastor, nicho de Nuestra Señora de la Misercordia
Situación geográfica: Valle del Genal. Dista 142 kilómetros de Málaga y se eleva 693 metros sobre el nivel del mar.  
Información turística: Ayuntamiento,Plaza de Andalucía, 26. 29440.
Tlf: 952 181 620 Fax: 952 181 620.
La localidad de Igualeja la encontramos en el camino que sube desde la Costa del Sol a Ronda. Es el primer núcleo urbano que vemos al internarnos en la comarca de la Serranía por el valle del Genal. Después de dejar las últimas rampas del valle del Guadalmina, la carretera entra en el pequeño valle del río Seco, afluente del Genal, entre profundos barrancos cubiertos de pinares que van bordeando hasta las laderas. Es en este punto, donde el municipio se convierte en un mirador excepcional del valle del Genal. Sin salirnos del camino, seguimos avanzando, hasta pasar por el carril que da acceso al Parque Natural de la Sierra de las Nieves, poco después encontramos la carretera que nos lleva a Igualeja.
Tras unos kilómetros de roquedales con matorrales, el paisaje vuelve a manifestarse en todo su esplendor con bosques de castaños que rodean el pueblo, ofreciendo una de las estampas más características de la zona. Lo accidentado del terreno apenas si deja posibilidades para otros aprovechamientos distintos del castañar y algunos montes de olivar. Pero en el fondo del arroyo y en las proximidades del pueblo existen algunos huertos familiares que aguas abajo, aportan más belleza, aún si cabe.
Según los únicos datos que se han podido recopilar sobre la historia del municipio, parece ser que los asentamientos de Igualeja se ubicaron durante la época árabe en la cora o provincia de Takuranda y más adelante, desde la conquista de los Reyes Católicos, perteneció a la jurisdicción de Ronda como señorío del infante Don Juan. A la muerte de éste, paso a la viuda y tras el fallecimiento de la misma, revirtió a la Corona, sin que se tengan noticias posteriores a la fecha. El escudo de Igualeja, timbrado de la Corona Real, consta de un puente de un solo ojo en dorado, mazonado de sable sobre ondas de plata y azur, surmontado de dos casas doradas aclaradas de azur, puestas en faja en los flancos, todo ello sobre campo de azur.
FIESTAS
El calendario festivo de Igualeja comienza en el mes de febrero con la popular celebración del Carnaval. Comparsas y grupos del pueblo se disfrazan y participan en diferentes concursos y actividades programadas para esos días. El día del Corpus es también muy celebrado en la localidad, y una semana después tiene lugar el día de la Calleja. La procesión del Corpus es una tradición que pervive desde hace muchos años. Especial significado tienen el Jueves y Viernes Santo por sus procesiones que discurren por las calles del pueblo, a las que hay sumar una representación teatral que se organiza desde hace 16 años sin interrupción alguna.
El Domingo de Resurrección se celebra la tradicional fiesta conocida popularmente como el "Huerto del Niño". Las fiestas grandes de los patronos de Igualeja tienen lugar el 23 de agosto, en honor a Santa Rosa de Lima y el 12 de marzo, en honor a San Gregorio.
Otra de las citas con la tradición y antiguas costumbres de los pueblos de la Serranía tiene lugar el primer día de noviembre con la celebraición de la Fiesta de la Castaña.
GASTRONOMÍA
La gastronomía de Igualeja es similar a la del resto de los pueblos de la Serranía. Entre sus numerosos platos cabe destacar la elaboración artesanal del salmorejo, así como las gachas. También son muy típicas las migas y el gazpacho, sobre todo en los meses veraniegos. En cuanto a la artesanía, cabe destacar la elaboración de objetos de pleita de esparto, tanto para uso doméstico como para la agricultura.
BANDOLERO FLORES AROCHA
En Igualeja, nació Francisco Flores Arocha, quien trajo en jaque a la Guardia Civil. Precisamente fue este cuerpo de seguridad el que le dio muerte en el lugar llamado Arroyo Hondo, del témino de Benahavís. La fecha de su muerte fue el 31 de diciembre de 1932. Tenía 36 años y estaba casado con María Gil González, con la que tuvo cinco hijos.