Iznate.-

Datos de interés
Superficie: 7,5 Km²
Número de habitantes: 800
Gentilicio: Iznateños
Monumentos: Ayuntamiento, Iglesia de San Gregorio VII.
Situación geográfica: En el interior de la Axarquía, a 14 kilómetros de Vélez y 35 de Málaga. Se eleva 310 metros sobre el nivel del mar.  
Información turística: Ayuntamiento, C/Vélez, s/n. 29719.
Tlf: 952 509 776 Fax: 952 505 598 .
Iznate es un pequeño municipio de apenas ocho kilómetros cuadrados que se encuentra en el interior de la costa oriental malagueña. La entrada más directa se encuentra en la carretera de la Costa, a la altura de Benajarafe, por una ruta que comienza en Valle-Niza, cerca del castillo del Marqués y con dirección a Cajiz. También se puede ir desde Vélez-Málaga, pasando por Benamocarra. El núcleo urbano, que se alza 310 metros sobre el nivel del mar, reposa sobre la falda del Cerro Iznate. Sus tierras están bañadas por el río Iznate y el punto más alto del término municipal es el cerro conocido como la loma del Barco o del Melonar.
Al pasear por sus calles iremos a desembocar de manera irremediable a la plaza de los Dolores, ya que es el centro neurálgico de la actividad de Iznate. Veremos que es una plaza abierta a la vertiente oriental de la loma. En ella, también está la iglesia y una fuente de mármol adosada con el escudo del marquesado de Iznate y sobre ella un cuadro de la Virgen de los Dolores en azulejos. El resto de las calles guardan la distribución típica de los pueblos blancos de la Axarquía: callejuelas estrechas y empinadas adornadas con macetas de geranios y jazmines.
El origen de la palabra Iznate está en la raiz árabe hisnat, que significa castillo, Hins Aute, pues, significaría Castillo de Aute. Los historiadores no han encontrado vestigios de ocupación del pueblo antes de los árabes. A finales del siglo XV, Iznate se rindió a los Reyes Católicos al mismo tiempo que sus vecinos de Vélez-Málaga.
Su participación en la rebelión fue duramente castigada, quedando apenas con 100 habitantes en 1574.
En la actualidad, Iznate cuenta con 800 habitantes aproximadamente, y basa su economía, como casi todos los pueblos de la zona de la Axarquía en la agricultura.
Cercana a Iznate se encuentra la pedanía veleña de Cajiz, que creció en torno a la iglesia parroquial de San José y cuyos habitantes se dedican básicamente a la agricultura.
FIESTAS
La fiesta de la uva moscatel es una festividad de reencuentro y convivencia. Tiene lugar a finales de agosto y se organizan misas rocieras y festivales flamencos para celebrar la vuelta de aquellos que trabajan fuera a lo largo de todo el año. Las fiestas patronales son el Viernes de Dolores. Pero la jornada especial comienza el Sábado Santo. La fiesta comienza cuando los mayordomos de los festejos llevan a la explanada de la Ermita, que ha sido engalanada con árboles y olivos, una pequeña imagen de Jesús, del tamaño de un bebé de tres meses, es "el Niño" o "Chavea" que esconden entre los arbustos. Al día siguiente, comienza la búsqueda de la imagen, mientras la Virgen de los Dolores se traslada en procesión a la Ermita. Precediendo a la Virgen, están los vecinos representando a los doce apóstoles. Cuando la comitiva llega, San Juan extiende el brazo derecho con el dedo índice señalando el lugar donde está oculto el Resucitado, la imagen del niño. Al mismo tiempo San Pedro niega con la cabeza, en recuerdo de las tres veces que negó a Cristo. A la tercera vez que niega, busca y encuentra al Resucitado y con gestos de exclamación y alegría se dirige hacia la Virgen de los Dolores para indicarle que su hijo ha resucitado. En ese momento se disparan un millar de tracas de escopetas, y otros tantos cohetes celebran el hecho. Cuatro muchachas portan al Resucitado a encontrarse con la Virgen de los Dolores. Posteriormente, madre e hijo suben hasta la iglesia.
GASTRONOMÍA
La sopa de maimones es uno de los platos más tradicionales de la cocina de Iznate. Como dulce, cabe destacar el pestiño. El día de la Cruz, el 3 de mayo, se suele preparar el "hornazo". Los ingredientes de este dulce son harina, aceite, y huevos cocidos en su interior. El día de las Cruces se elaboran gran cantidad de ellos, que junto con la Virgen de los Dolores y una o varias cruces confeccionadas con flores se llevan en romería al Puerto de los Claros, en el límite con Vélez-Málaga. Una vez allí, se colocan las cruces y la patrona junto a un gran mostrador, dónde se dejan los hornazos para que todo el mundo que llegue, vecinos y visitantes, los puedan comer.