Pujerra.-

Datos de interés
Superficie: 24 Km²
Número de habitantes: 362 aproximadamente
Gentilicio: Pujerreños
Monumentos: Iglesia Espíritu Santo, entorno natural.
Situación geográfica: Unbicada en el Alto del Genal, dentro de la comarca de la Serranía de Ronda. Dista de Málaga 116 kilómetros y se eleva 769 metros sobre el nivel del mar.
Información turística: Ayuntamiento, Fuente, 3. 29450.
Tlf: 952 183 513 Fax: 952 183 513
En Internet: http://www.pujerra.da.ru
El término se extiende por la vertiente septentrional de sierra Bermeja y hacia el norte va perdiendo altura por el valle del Genal. En este punto destacan las lomas de Sanara, de la Corcha y de la Hiedra. También cabe destacar el pico Guaitará, como máxima altura. Está situado a 769 metros de altitud y dista 28 kilómetros de Ronda y 150 de Málaga. El río Guadalmansa recorre el término, atravesando sierra Bermeja por un profundo valle. Otro cauce importante es el Genal, que baña las tierras del norte del municipio, recogiendo las aguas de los arroyos Bentomiz y de la Hiedra.
En cuanto a la historia del municipio, poco se sabe, por lo que es de suponer que corriera igual o parecida suerte que los pueblos vecinos. Lo más que se ha podido recopilar, pertenece a la tradición oral de los vecinos. Existe una leyenda que afirma que en este entorno el rey visigodo Wamba tuvo posesiones. Lo que sí parece evidente, al igual que en los pueblos próximos, es el origen árabe del núcleo urbano, ya que mantiene patrones muy similares. Los historiadores sitúan el nacimiento del pueblo en el siglo II, por las inscripciones que figuran en algunas de las fachadas de sus casas, en las que se ven incrustados unos ladrillos con el monograma Cristo, compuesto por las letras griegas que dan las iniciales del nombre Yesous Christos, que marcaban las sepulturas de los cristianos en esa época.
Más tarde, Pujerra también sufrió los acontecimientos provocados por la rebelión de los moriscos a causa del incumplimiento de las primeras que le fueron hechas por sucesivos reyes españoles tras el final de la guerra entre árabes y cristianos. En el archivo municipal existen documentos de los siglos XVI, XVII y XVIII que aportan datos sobre lo que afectó a la villa la situaciones de conflictos creada entre la población morisca y los cristinos viejos, relacionados con las expulsiones y los nuevos asentamientos.
FIESTAS
Las fiestas locales de Pujerra se celebran durante el mes de junio en honor a San Antonio de Padua, patrón del pueblo. Durante cuatro días las calles de la localidad se llenan de fiesta y alegría para conmemorar uno de los acontecimientos más importantes del pueblo. En honor del mismo santo se organiza la romería durante el segundo domingo de agosto, fecha en la que también tiene lugar la Semana Cultural de Pujerra. Otras fiestas de carácter patronal son las que tienen lugar durante el día 3 de noviembre en honor a la Virgen de Fátima. En este mismo mes, el primer día tiene lugar la tradición del Tostón de castañas, que coincide con el final de la temporada de recolección de la misma. Los Carnavales, en febrero y la Semana Santa también son celebraciones muy populares en Pujerra. Especialmente la Semana Santa, cuya tradición está muy arraigada entre los vecinos. La Hermandad tiene cuatro mayordomos, dos hombres y dos mujeres, que se hacen cargo del mantenimiento y decoro de la iglesia durante el año. Durante estos días sale en procesión la Virgen de la Soledad. Otro acto muy popular es el día del Huerto. Durante esta jornada los habitantes del pueblo llevan ofrendas al Señor de los productos de sus tierras, se establece una especie de mercado en la plaza del pueblo, y el dinero que se recoge es para obras de caridad.
GASTRONOMÍA
En Pujerra, al igual que en el resto de los pueblos del valle del Genal, la gastronomía tiene su fundamento en una larga tradición que ha sabido combinar los productos del terreno con la dieta alimentaria en función de la estacionalidad. Así encontramos el gazpacho caliente, más propio de los meses fríos, al igual que las migas, o el gazpacho fresco, que se consume en verano. La primavera es tiempo de guisos con hierbas silvestres como targarinas, hinojos, collejas o espárragos trigueros. Los platos típicos son la olla (variedad del cocido), la pinchitada, el mosto y la postura. Entre la repostería cabe destacar los roscos caseros, los buñuelos y los "tostones".