Salares.-

Datos de interés
Superficie: 9,90 Km²
Número de habitantes: 225
Gentilicio: Salareños
Monumentos: Torre de la Iglesia, hornos de los moros, Sierra de Almijara.
Situación geográfica: Ubicado en la Axarquía, a 39 kms. de Vélez-Málaga. A 579 metros sobre el nivel del mar.
Información turística: Ayuntamiento, C/Iglesia, 2. 29714.
Tlf: 952 508 903 Fax: 952 508 905 .
El pueblo de Salares está ubicado sobre una pequeña loma, enmarcada por dos cauces y altos cerros. Esto hace que los edificios se distribuyan de norte a sur de la loma, con sus calles cortas, hormigonadas, empinadas y con escalones la mayoría de ellas para salvar los grandes desniveles. Esta disposición de la orografía ha condicionado la fisonomía de Salares como un pueblo sin plazas en su centro urbano. Las fachadas de las casas suelen estar encaladas, pero también podemos ver alguna que otra fachada enmarcada con azulejos que respresentan los distintos misterios y pasos del Vía Crucis.
La calle Puente es la más llana del municipio, conduce a las afueras en la vertiente este hasta el Puente Romano, todavía funcionando sobre el río Salares que enlazaba con el camino de arrieros hasta Alhama.
El origen del nombre es latino, Salaria Bastitanorum, pues según parece existió un yacimiento de sal en sus alrededores. Sin embargo, la distribucion del núcleo poblacional es de clara herencia árabe. Estos construyeron una pequeña fortaleza en el mismo casco urbano, de la que nos queda uno de sus torreones, cerca de la iglesia, en la casa llamada del torreón. El desarrollo de su historia es semejante al de los demás pueblos de la Axarquía. Tomada por los cristianos, los árabes son objeto de numerosas vejaciones por lo que se sublevan con los moriscos de otras localidades y acaban siendo expulsados a finales del siglo XVI. En aquella época, Salares contaba con una población de apenas 548 personas. A finales del siglo XIX, Salares experimentó un fuerte terremoto, que si bien no hubo víctimas mortales, su casco histórico e inmuebles sí que resultaron dañados. Efectos que reconstruyeron con ayuda del gobierno.
La actividad económica de Salares se mantiene de la agricultura, especialmente con plantaciones de olivos y almendros, junto con una importante extensión dedicada a las cepas de uva pasa.
FIESTAS
En enero tiene lugar la fiesta en honor a San Antón, patrón de los animales y a la sazón patrono de Salares. La celebración tiene lugar el fin de semana más cercano al 17 de enero. El domingo tiene lugar la romería del Santo que va acompañado por la caballería local hasta el lugar conocido como "La Era". Allí se sitúa al Santo y los animales pasean a su alrededor mientras son bendecidos por el párroco. Cuando se encierra el patrón, los jinetes y los romeros pasean por las calles y son obsequiados con los roscos de naranja y una tapa.
La celebración de la patrona tiene lugar a finales de julio, el sábado más cercano a la festividad de Santa Ana, patrona del pueblo. Durante un fin de semana se celebran varios actos en honor de la Santa como la procesión por las calles del pueblo, fuegos artificiales y verbenas. El domingo tiene lugar una misa multitudinaria y al terminar ésta, comienzan en la calle los concursos de carreras de cintas. Otra de las festividades religiosas con tradición en Salares es Semana Santa. El jueves se elabora el Monumento, un altar confeccionado con flores para colocar el Santísimo. Por la noche sale la Virgen de los Dolores y Nuestro Padre Jesús.
El Domingo de Resurrección las mujeres sacan a la Virgen por la parte alta del pueblo, y los hombres sacan al Niño Resucitado por la parte baja. Ambas procesiones se encuentran a la puertas del cementerio.
GASTRONOMÍA
El rosco de naranja es uno de los dulces más populares de Salares. Según los lugareños, lleva el número diez como fórmula elemental, por cada kilo de harina, ponemos diez naranjas, diez cucharadas de aceite y diez cucharadas de azúcar, canela, matalauva y algo de levadura y bicarbonato. Una vez amasado y dado forma a los roscos se fríen en aceite hirviendo, se enfrían y se emborrizan en azúcar. Otros platos de mesa son el potaje de hinojos, tortilla, rehogadas, migas y las gachas de harina con "cuscurrones" y condimentadas con miel, leche y azúcar. La producción de uva se destina a la elaboración de vino, siendo famosa la "rome", uva negra de racimos apretados.