Sayalonga.-

Datos de interés
Superficie: 18,20 Km²
Número de habitantes: 1.200
Gentilicio: Sayalonguinos
Monumentos: Iglesia de Santa Catalina, Alminar de Corumbela, Cementerio circular.
Situación geográfica: En el interior, a 12 Km. de Vélez Málaga, ubicada en la Axarquía.
Información turística: Oficina de Turismo de Sayalonga. Plaza de la Constitución, 2. 29752. Sayalonga.Tlf/Fax: 952 535 206.
En Internet : www.costasol.net/sayalonga .
Sayalonga está a 44 kilómetros de Málaga desde la nacional 340 dirección Vélez-Málaga y a 28 kilómetros si partimos desde este último municipio. Se ubica en el interior, a 9 kilómetros de la costa, situada a 359 metros sobre el nivel del mar, con la cima de la Rábita (672 m.) como altura máxima. Pertenece a la zona de la Axarquía. El núcleo urbano de Sayalonga está atravesado por la calle principal de la que surgen a ambos lados intrincadas calles estrechas y sinuosas típicas de los pueblos de la zona. A la entrada nos encontramos con una plaza abierta y amplia de nueva construcción. Ésta se ha convertido en el centro neurálgico del pueblo. De ahí parten callejuelas a cuyos lados están las casas bajas, de dos plantas a lo sumo, de mampostería y ladrillo, enjabelgadas y cerramiento de tejas morunas. La calle La Alcuza es la más estrecha de todas, cuyos extremos se rozan con ambos codos al pasar. Una vía atractiva y curiosa para los urbanistas acostumbrados a las grandes avenidas.
Para los aficionados al senderismo, existen dos rutas de dificultad media. Una de ellas, está trazada en los alrededores del cerro de La Rábita. La segunda nos lleva por el curso del río Sayalonga hasta Corumbela. Durante el recorrido podremos observar una vegetación propia del monte mediterráneo. La mano del hombre ha dado lugar a la presencia de otras especies como el algarrobo, el olivo, el almendro o el acebuche, entre otros. Muestra de la riqueza floral de la zona son la nevadilla perenne, los zapatitos de la Virgen o la genista como algunas de las especies endémicas del entorno de Sayalonga.
Históricamente, el origen de este municipio es confuso. Su fundación se atribuye a los árabes, ya que no se han encontrado restos de otros pueblos, aunque hay diversas opiniones al respecto. Lo que si está claro es la etimología latina del nombre: Saya-Longa, túnica larga. Al oeste de la villa encontramos el cerro de la Rábita de Sayalonga y cerca de ella, el asentamiento de Batahis, hoy despoblado. La Rábita era un santuario o convento de monjes guerreros que debieron introducir los árabes a partir del siglo XI y desde el que mantenían defendida la comarca. En el núcleo de Batahis nació, a comienzos del siglo XIV, el poeta Alí Ibn Ahmd Ibn Muhammad Al-Hasní, compositor de una historia de la ciudad de la Santa Meca y de los gobernantes de la Málaga musulmana.
Cuando los Reyes Católicos toman Vélez-Málaga, la redinción de Sayalonga sigue el ejemplo de los demás pueblos de la comarca. Al poco tiempo, el municipio de Sayalonga es relegado a un segundo plano por lo que sus habitantes se unen a la rebelión de los moriscos, su-friendo después la expulsión. La batalla de Frigiliana en 1569 parece ser la fecha decisiva de la derrota de sus vecinos. De esa época, data el nombre de la Loma de Matamoros, que existe en el camino de la Rábita, así como las tumbas de moriscos halladas en los alrededores. Felipe II promulga una real cédula en 1571 por la que se confiscan todos los bienes de los moriscos para su posterior entrega a los cristianos viejos llegados a la zona desde diversos puntos de España. Estos nuevos pobladores siguieron con la agricultura de bancales y que aún se practica en Sayalonga.
La economía de la zona se sostiene prácticamente con la producción de vides. En los últimos años se han introducido las plantaciones de frutas tropicales.
FIESTAS
Una de las fiestas más importantes de Sayalonga es el Día del Níspero, que se celebra en el mes de mayo y en el que los visitantes tienen la oportunidad de probar este manjar que producen los terrenos de este municipio.
El día 29 de junio Corumbela celebra la onomástica de su patrón: San Pedro. A finales del mes de julio tienen lugar las Fiestas de Verano, esto es antes de que la población marche en agosto a la recogida de las vides. La patrona de Sayalonga, Nuestra Señora del Rosario tiene sus fiestas en el mes de octubre. El día 7 de este mes es el día grande del pueblo. La Virgen es procesionada en romería aclamada por los vítores de los vecinos y fuegos artificiales desde la iglesia hasta una explanada del río Algarrobo que se llama "El Lavadero". Una vez allí, se hacen concursos de paellas, se cata vino y la banda de música invita a bailes.
También se hacen moragas y comidas populares. Se regresa en procesión a la caída del sol. La Virgen es trasladada de nuevo a la iglesia en donde es despedida con una traca final de fuegos artificiales. Una tradición muy arraigada en Sayalonga son las fogatas de la Candelaria los días 7 y 8 de septiembre. Lumbres, como las denominan los lugareños, que se colocan en las puertas de los cortijos mientras duran las tareas de recogidas de las uvas pasas. La familia se reúne en torno al fuego y baila y canta piezas ancestrales y tradicionales. Son fiestas cortijeras que sirven para hermanar a los vecinos bebiendo aguardiente con garbanzos tostaos, entorno a una tradición de claro origen prerromano muy seguida en la Axarquía y ligada hoy al fin del verano y recogida de la uva.
GASTRONOMÍA
La sopa cachorreña es el plato típico de Sayalonga. El nombre proviene de una antigua familia del lugar conocida por los Cacho-rreños, que fueron sus impulsores. La calabaza frita con orégano es de tradición árabe, las migas con arenques y uvas y el choto al ajillo. No hay que irse de Corumbela sin haber comido el pan artesano al horno de leña. Las vides dan un vino Moscatel exquisito y único que es elaborado artesanalmente. La introducción de plantaciones tropicales dan unas piezas de mangos y nísperos imprescin-dibles en la mesa, así como las pasas, el aceite de oliva y la miel pura de abeja.