Sedella.-

Datos de interés
Superficie: 32,28 Km²
Número de habitantes: 542
Gentilicio: Sedellanos
Monumentos: Iglesia de San Andrés, Casa Torreón, Ermita de la Virgen de la Esperanza
Situación geográfica: Ubicada al noroeste de la Axarquía, dista 60 kilómetros de Málaga y 25 de Vélez. Se eleva 689 metros sobre el nivel del mar.
Información turística: Ayuntamiento, C/Andalucía, 11. 29715.
Tlf: 952 508 839 Fax: 952 508 838.
Sedella es uno de los 31 pueblos que encontramos en la Ruta Mudéjar que componen la comarca malagueña de la Axarquía. Limita con los términos municipales de Alhama de Granada, Canillas de Albaida, Salares, Arenas y Canillas de Aceituno (norte, noroeste, este, sur y oeste, respectivamente). Para llegar a este municipio podemos hacerlo a través de la autovía y una vez en Vélez tomar el desvío que nos acerca a Sedella pasando por Arenas y Árchez, o bien, dirigirnos a través de las carreteras comarcales adyacentes que han sido reformadas últimamente.
El casco urbano ha sufrido numerosas transformaciones ya que se han reformado la mayoría de las casas o se han construido nuevas, y en algunos casos se ha respetado el estilo mudéjar.
Sedella es un reducto de la España musulmana, impregnada de arte mudéjar, restos y edificios de civilizaciones pasadas y bellos paisajes naturales con aguas frescas que bajan de la sierra. Su altitud nos proporciona unas vistas panorámicas desde donde se ve Sierra Tejeda, Montes de Bentomiz, e incluso, los días despejados, se atisvan las montañas africanas del Atlas. La luminosidad, la blancura de sus casas, la limpieza, la tranquilidad y ausencia de ruidos de un pueblo lo convierten en un enclave privilegiado y atractivo para visitantes y turistas de todas partes del mundo.
La historia de este municipio se remonta a la Prehistoria. No se han producido hallazgos de importancia, pero sí los suficientes como para pensar que el hombre merodeaba estos contornos desde tiempos remotos. Existen yacimientos arqueológicos en los que se han encontrado hachas de sílex y otros instrumentos de caza utilizados por el hombre.
Romanos y púnicos también se establecieron en este término tal y como lo atestiguan los restos de monedas y cerámicas encontradas por la zona. En cuanto al origen del nombre es posible que se derive del término latino "sedilia" que en el Bajo Imperio significaba "emplazamiento o posesiones rurales". La denominación más antigua conocida es la de Villa del Castillo. Otros antecendentes del nombre se remontan al siglo VII, antes de la llegada de los árabes, que aparece citada en el mapa de obispados, mandado hacer por el rey visigodo Wamba, con el nombre de "Sedille" y anteriormente por el obispo malagueño Teodulpo en su congregación episcopal como Sedilla. Después de la conquista cristiana en 1487 se le llama Xedalia. Aunque, según cuenta la tradición popular, la denominación data de la época de la Reconquista, cuando en el paraje denominado Arroyo de la Matanza hubo un combate entre cristianos y musulmanes y al referírsele a la reina Isabel cómo fue dicha batalla, respondió: "Sé de ella".
FIESTAS
Las fiestas más populares son las celebradas en honor a San Antón, el patrón de los animales cuya onomástica es el 17 de enero, pero en la actualidad la fiesta se celebra el sábado más cercano a este día. Tiene lugar una misa tras la que se bendicen las caballerías que acompañan al santo en procesión. Hasta hace poco se paseaba por las calles el cerdo de San Antón.
En la primera quincena de agosto, se celebra el día de Nuestra Señora de la Esperanza. Otras de las citas interesantes para acudir a Sedella es el Corpus Christi y el día de Resurrección en Semana Santa, en la que mientras los mayores van a misa los jovenes reúnen en la plaza cuantos animales y plantas encuentran por su camino.
GASTRONOMÍA
La cocina sedeña, se caracteriza sobre todo por la caza. Entre los platos, la mayoría típicos de la zona de la Axarquía, destacan el chivo al ajillo, el choto al vino y el potaje de coles y de hinojos.
También podemos degustar el pan mojao, el potaje de Semana Santa, las parpuchas o tortillitas de bacalao, todo ello acompañado de vino del terreno.
Los campos de Sedella producen vino dulce, seco y sequillo o semiseco que se pueden adquirir en bares o en casa de particulares.
En el capítulo de la repostería, están los roscos al horno, dulces caseros, de clara herencia árabe, que podemos degustar en cualquier época del año y especialmente en fiestas