Valle de abdalajís.-

Datos de interés
Superficie: 21,20 Km²
Número de habitantes: 3.000 aproximadamente
Gentilicio: Vallesteros
Monumentos: Palacio de los Condes de Corbo, Parroquia de San Lorenzo, Convento de Madre Petra (residencia de ancianos San José de la Montaña), Ermita del Cristo de la Sierra.
Situación geográfica: Ubicada al borde sur de la comarca de Antequera. Dista 55 kilómetros de Málaga. Se eleva 340 metros sobre el nivel del mar.
Información turística: Ayuntamiento, Valle Abdalajís C/ Alameda, 2. 29240.
Tlf: 952 489 100 Fax: 952 489 164.
Internet: www.valledeabdalajis.com .
El término municipal de Valle de Abdalajís está situado en el borde sur de la comarca de Antequera, rodeado casi en su totalidad por las tierras de esta comarca y abierto por un estrecho corredor al Valle del Guadalhorce. En el entorno tiene gran protagonismo la sierra que recibe su nombre "la Sierra del Valle de Abdalajís" y que actúa como impresionante telón de fondo calizo de las casas blancas que se extienden a sus pies. En la vertiente opuesta, el paisaje está formado por un relieve mucho más suave de lomas y ondulaciones cubiertas de olivares y campos de cereal. Entre las lomas y la sierra se abre paso el Arroyo de las Piedras, entre huertas que avisan de la cercanía del Valle del Guadalhorce. Su situación privilegiada en plena Cordillera Penibética lo ha convertido en paso obligado o nexo de unión entre la zona del Guadalhorce y la Vega de Antequera, debido a ello, esta localidad presenta una gran riqueza arqueológica. Son múltiples los hallazgos encontrados en el Valle de Abdalajís, hachas, piedras de sílex y cerámicas que evidencian la presencia prehistórica en esta localidad. Está constatada la existencia de una población ibérica, que más tarde entraría en contacto con los colonizadores fenicios y púnicos, así se demuestra por los yacimientos del "Nacimiento" y "Cerro del Castillo", habiéndose encontrado en ambos restos de cerámicas griegas del siglo V antes de Cristo. El yacimiento arqueológico de "Cerro Pelao", así como otros múltiples encuentros fortuitos de piezas y hallazgos ponen de manifiesto la presencia del imperio romano en estas tierras. En el año 1981 aparece una villa romana catalogada de primer orden que viene a evidenciar la existencia de la antigua ciudad romana de Neskania. Abdalajís fue arrasada por los vándalos a mediados del siglo IV. Toda esta región quedó despoblada durante varios siglos hasta que, con la llegada de los árabes, se construyeron algunas fortalezas, hoy desaparecidas. Su nombre actual parece ser que se deriva de su fundador Abd-el-Aziz, hijo de Muza, lo que situaría su origen árabe en los primeros años de la presencia de este pueblo en la península. El pueblo actual, parece que hay que buscarlo en el siglo XVI, sus terrenos fueron cedidos por Felipe II a D. Alfonso Pérez.
FIESTAS
Las fiestas mayores del pueblo tienen lugar entre los días 9 y 12 de agosto, cuando se organizan las fiestas en honor de San Lorenzo. Una de las citas más tradicionales y populares es la Romería en honor al Cristo de la Sierra, realizando su traslado desde Málaga hasta llegar al pueblo. Este evento tiene lugar durante la primera semana de mayo y cuenta con la particularidad de su recorrido, ya que se hace la peregrinación desde la capital de Málaga hacia el Valle de Abdalajís, por lo que su duración es de tres días. También de carácter religioso es la celebración de la Semana Santa que se caracteriza por su culto a la Virgen de los Dolores y a Nuestro Padre Jesús Nazareno.
GASTRONOMÍA
Los platos más típicos y frecuentes son la porra, las migas, el aliño de chivo y pimentón. También ofrece una gran variedad de sopas como son el gazpacho caliente, las gachas y la olla. A esta oferta gastronómica hay que sumar la sopa de ajos y de espárragos, la repostería tradicional y los derivados de las matanzas. También hay que destacar el granizado de almendra, genuino de este pueblo.
Está muy desarrollada la artesanía con palma y los trabajos de esparto; utilizándose aún hoy los zurrones de esparto llamados "candongas" así como la "capacha" para llevar la comida. De importancia relevante son los denominados picapedreros, que transforman las piedras en bonitos objetos de decoración y como material para la construcción, prácticamente únicos en la provincia de Málaga.
DEPORTES AL AIRE LIBRE
El Valle de Abdalajis cuenta con una importante oferta turístico deportiva, el vuelo libre, tanto en la modalidad de ala delta, como en parapente, la escalada, el senderismo, la bicicleta de montaña. LA CAPITAL DEL VUELO es el sobrenombre con el que viene siendo conocido este municipio entre los practicantes del vuelo, por la excelencia de sus condiciones meteorológicas, orografía y corrientes térmicas, que permiten realizar vuelos de larga duración durante todo el año. Más de 75 vías de escalada, a lo largo y ancho de la Sierra de Abdalajis ( con niveles de dificultad que van desde el III al 6b+), tres rutas de senderismo y tres de bicicleta de montaña convierten al Valle de Abdalajis en un destino turístico para los amantes de los deportes de naturaleza.