Villanueva del rosario.-

Datos de interés
Superficie: 43,6 Km²
Número de habitantes: 3.300
Gentilicio: Saucedeños
Monumentos: Yacimientos de la Edad de Cobre, Necrópolis vidigodas, el Nacimiento, Hondoneros y la Ermita
Situación geográfica: Ubicada en la comarca Nororiental de Málaga, dista 30 kilómetros de la capital. Se eleva 699 metros sobre el nivel del mar.
Información turística: Ayuntamiento, Plaza España, 9. 29312.
Tlf: 952 742 008 Fax: 952 742 213.
Villanueva del Rosario se encuentra en el borde suroriental de la Depresión de Antequera, al cobijo de las sierras del Jobo y Camarolos. Estas sierras aportan una panorámica de una gran espectacularidad, ya que se trata de terrenos en donde la caliza ha dado lugar a numerosos crestones, farallones y escarpes, lo que hace que predominen las paredes rocosas con abundante presencia de modelado cárstico. Al pie de estas montañas se encuentra un paraje auténticamente singular, el Llano del Hondonero, un lugar excelente para practicar el senderismo en donde abundan los manantiales y la vegetación como pinos, encinas, quejigos, espinos y numerosas especies de matorral. Al pie de las sierras, Villanueva del Rosario ofrece unas vistas moteadas por campos de olivos, salpicados de casas y cortijos unidos por numerosos caminos de tierra. Uno de estos caminos es el que sube al Llano del Hondonero, que ha sido mejorado y se puede realizar cómodamente en coche. El núcleo urbano mantiene todo el encanto del trazado antiguo y de la arquitectura popular. Casas blancas de una o dos plantas, que se levantan a ambos lados de calles estrechas y plazas recoletas. La situación estratégica de Villanueva del Rosario, en una zona de paso obligado entre las zonas del interior de Andalucía y la costa, así como la abundancia de agua y montículos que facilitan la defensa, han favorecido la presencia del hombre en estas tierras desde muy antiguo. Prueba de ello son los numerosos yacimientos arqueológicos, datados en la Prehistoria, hallados a lo largo de las faldas de las sierras de Camarolos y del Jobo. A pesar de la ausencia de documentación de otras épocas, también se cree que existieron asentamientos romanos, árabes y visigodos en las orillas de sus ríos. Se dice que aquí estuvo enclavada, concretamente en el lugar conocido como Peñón de Solís, la importante ciudad romana de Ulisis. Por todo el término municipal, aparecen continuamente restos de calzadas y vías de comunicación de época romana, monedas, vidrios, brazaletes, mosaicos y restos de construcciones que hablan de la riqueza arqueológica del entorno.

La fundación del núcleo urbano tuvo lugar a comienzos del siglo XVIII, recibiendo el nombre de Puebla de Saucedo, por la abundancia de sauces. Tuvo su origen en seis caseríos de campo, situados en una Realenga dentro del territorio jurisdiccional del Duque de Osuna. Las familias, los enlaces tradicionales y la afluencia de otros vecinos de pueblos cercanos fueron aumentando el primitivo núcleo de forma que a principios del siglo XIX sumaban 1.378 habitantes. Amparados por el Real Decreto dado por las Cortes de Cádiz, de fecha 7 de octubre de 1.812, los habitantes de Puebla del Saucedo llevaron a cabo un deslinde y amojonamiento del término municipal, pero los vecinos de Archidona con su Alguacil Mayor al frente impideron la acción con violencia. No obstante, fue realizado en el mes de febrero de 1813, lo que provocó grandes desavenencias y disgustos entre ambas poblaciones por lo que se estimó que la solución podría radicar en la separación de los pueblos, lo que se verificó en el mes de mayo de 1821. Pero Archidona recurrió a la Real Cancillería de Granada manifestando que la Puebla del Saucedo era una calle de Archidona y la Real Cancillería decretó la reposición solicitada. La Puebla del Saucedo no quedó de brazos cruzados y en 1824 acudió al Consejo de Cámara del Rey exponiendo sus razones, las cuales fueron atendidas en un Real Despacho del Rey Fernando VII con fecha 21 de octubre de 1827 por el que queda separado definitivamente de Archidona. Tres años más tarde, quedó aprobado el nombre de Villanueva del Rosario hasta nuestros días.
FIESTAS
La Romería de San Marcos inaugura en abril la temporada festiva de Villanueva del Rosario, uno de los primeros municipios que se encuentran a la salida de Málaga, muy cerca de Antequera. A la onomástica de San Marcos, siguen la Veladilla del Carmen y las Fiestas de Verano, que se celebran el primer fin de semana de agosto.
Pero, sin duda, uno de los de los festejos que con mayor devoción se viven en la localidad son las Fiestas en Honor a la Virgen del Rosario, patrona del pueblo. Novillada con picadores, festivales taurinos, triduos como homenajes a la Virgen, ofrendas y distintos cultos religiosos integran el amplio programa de estas fiestas que se celebran durante la primera semana de octubre.
GASTRONOMÍA
La gastronomía de Villanueva del Rosario es típica de los pueblos de la comarca de Antequera, destacando la porra fría y el gazpacho, sobre todo en los meses estivales. También destacan las migas y la carne de caza. En cuanto a la artesanía, encontramos una amplia oferta de productos manufacturados por vecinos del pueblo. Podemos elegir entre los artículos de cerámica de Los Ponce; el mobiliario de los hermanos Pailes y Diego González, que trabajan la madera y la carpintería artesanal. Las jarapas, bolsos de viajes y macutos, entre otros, son la especialidad del tejedor Ricardo Martín. Y para dejarnos un buen sabor de boca, están los dulces típicos de Teodoro en la confitería Mirasierra.