Yunquera.-

Datos de interés
Superficie: 55,10 Km²
Número de habitantes: 3.187
Gentilicio: Yunqueranos
Monumentos: Ermita árabe, Ermita del Pobre, iglesia parroquial, Ermita de Nuestra Señora del Carmen, Sierra de las nieves
Situación geográfica: Situada en el Parque Natural de la Sierra de las Nieves a 681 metros sobre el nivel del mar . A 39 kilómetros de Ronda y 63 de Málaga.
Información turística: Ayuntamiento, Plaza la Constitución, 13. 29410.
Tlf: 952 482 609 Fax: 952 482 905 .
Yunquera está enclavada en la Serranía de las Nieves o en el borde oriental de la Serranía de Ronda, según se mire. En cualquier caso, el entorno natural de este municipio es de una extraordinaria belleza, siendo el pinsapo la especie más llamativa. Este árbol es objetivo de numerosos estudios y proyectos de las administraciones públicas.
Más de la mitad de las tierras de este municipio tienen una altitud media de 800 metros sobre el nivel del mar, esto favorece el crecimiento de un bosque único en la provincia de Málaga y al mismo tiempo, dificulta la labor de la agricultura, especialmente el cultivo del cereal, que ha tenido que adaptarse a la orografía del terreno. El clima local se caracteriza por un verano seco y frío en invierno. Esto influye en la vegetación, en la que distinguimos tres zonas climáticas, desde los 400 hasta los 700 metros, clima mediterráneo templado, con cultivos de olivos y naranjos; desde los 700 hasta los 1.100 metros, idóneo para el alcornoque y por encima de los 1.100 metros de altitud abundan los pinos y pinsapos, que constituyen la especie más antigua, además de resistir largas sequías.
La distribución inteligente y meticulosa que los árabes efectuaron de las aguas del Río Planos y Alfaguara hizo posible la existencia de Yunquera. Los asentamientos musulmanes supieron disponer de los bienes que les proporcionaba la naturaleza, de manera que la zona regable proporcionaba la base alimenticia para poner en explotación el resto del término municipal. La fundación del núcleo, no obstante, se atribuye a los romanos quienes le dieron el nombre de Juncaira, (aira significa abundante y Junca, junto al río).
Las carencias de calzadas romanas en Yunquera hace pensar que permaneció como zona marginal respecto al Imperio Romano, quizás por eso tampoco existen restos importantes de esta época.
Más tarde se convirtió en un importante asentamiento árabe y en el año 1845, los yunqueranos solicitaron su inclusión en el término de Ronda. Entonces la economía estaba basada en la ganadería y el cultivo de la vid. Éste fue uno de los momentos más importantes y de desarrollo de la localidad que contaba con más de 4.000 habitantes, mil más que en la actualidad.
FIESTAS
La gran fiesta de Yunquera es la que celebran en honor de sus patronos la Virgen del Rosario y San Sebastián. El acto más celebrado de estas fiestas es la procesión de la Virgen en la que participa todo el pueblo. A lo largo del recorrido los tronos se estacionan frente al colegio para contemplar una magnífica vista de fuegos artificiales. Durante los días que dura la fiesta, Yunquera está engalanada y sus calles están llenas de vida y alegría. Es una buena ocasión para un primer contacto con este pueblo. Entre las romerías destacada la Romería de Porticate, en la que las familias y los emigrantes se reúnen y se marchan a Porticate con las carrozas tras la Virgen. Semana Santa, Carnaval y el Corpus Christi son otras de las grandes celebraciones de este municipio.
GASTRONOMÍA
Entre los guisos más sabrosos de Yunquera destacamos la caldereta, cuya base es la carne de chivo guisada en fuego de leña (normalmente se trata de un animal sacrificado para la ocasión). Mientras se hace la caldereta, se elabora la pirriñaca con la sangre del animal sacrificado frita con cebolla, tomate y pimiento. Otro plato de carne es el conejo al ajillo. La cazuela es el plato del hombre de campo, así como la sopa de tomate. Y no podemos olvidar la "colmenilla o cagarria", cuyo ingrediente fundamental es una seta que nace espontáneamente a la sombra de los pinsapos durante los meses de marzo o abril, si el tiempo ha sido lo suficientemente húmedo. Su protagonismo pasa desapercibido, pero resultan deliciosas guisadas o revueltas con huevos. No menos suave resultan al paladar, si su tamaño lo permite, asadas.
Y como postre de todos estos deliciosos platos tenemos una amplia variedad de dulces, que no podemos obviar, inspirados en las recetas árabes. Algunos de ellos son las empanadillas rellenas de cabello de ángel, mantecados, roscos de vino o pan romano.